12/9/08

El Bebe Gel


Érase un hombre muy sediento,
o tal vez le oliese el aliento,
el caso es que no fue un chupito,
ni tampoco un traguito…

Fue un pote de gel entero,
no le hizo falta babero,
quinientos centilitros bebió
y un chungo al inocente le dio.

Hospitalizado estuvo un día,
fuímos a verlo a enfermería.
Burbujas en el aire flotaban,
por el pasillo luces brillaban.

El tio tenía mucho palique
de meterse farla por el tabique.
y le salían pompas por la boca
con esa berborrea loca.

En su habita había una fiesta
donde la gente iba muy puesta…

Los enfermos fueron invitados,
los psiquiatricos y otros tarados,
enfermeros y médicos con pluma,
a la loca fiesta de la espuma.

1 comentario:

yolanda dijo...

la mujer mandarina ha vuelto!Donde conociste al chico gel? en una fiesta de la espuma?